¿Cuál es la próxima tendencia en RRHH? Según Randstad, es el análisis de talento

Según un informe de Randstad, los líderes de recursos humanos están invirtiendo fuertemente en Talent Analytics.

En el último informe Talent Trends 2021, elaborado por Randstad Sourceright, se identificó el análisis de talento como la tecnología en la que los líderes de RR.HH. están invirtiendo más. Seis de cada 10 de los encuestados están motivados por esta herramienta. La pandemia de COVID-19 ha sido clave para impulsar esta tendencia.

¿Qué es el análisis de talento?

Según Randstad, la analítica del talento es una metodología y un despliegue tecnológico para mejorar la toma de decisiones, un paso más allá de las clásicas evaluaciones psicológicas para conocer el desempeño de las personas en sus puestos de trabajo. Se trata de centrar los esfuerzos en recopilar, procesar y analizar datos de forma estratégica. Conoce mejor a tu plantilla y a tus candidatos, sus fortalezas y áreas de mejora, detecta amenazas y oportunidades y sé capaz de diseñar y adaptar cada paso.

Según el informe Talent Trends 2021, y en palabras de John Bersin, analista de RRHH, con una sólida estrategia de análisis de datos, las organizaciones logran una mayor visión de lo que está sucediendo en el mercado laboral y sus equipos, y esto proporciona una base sólida en que guiarán las decisiones más críticas.

Otras tendencias clave en recursos humanos

El panorama laboral ha cambiado significativamente en el último año y la mayoría de las empresas han tenido que adaptar y modificar su hoja de ruta. En el último informe Talent Trends 2021, elaborado por Randstad Sourceright, un think tank de RRHH, analizó cómo será la nueva gestión de recursos humanos a medida que avanzamos hacia la era post-Covid, y estas son las principales tendencias que marcarán 2021:

1.- Competencias para crear valor

La tendencia en la que más empresas se están enfocando es en desarrollar una estrategia de RRHH más centrada en las competencias del talento que en el trabajo a realizar. Es decir, en la suma de las habilidades, conocimientos, aptitudes y actitud del talento. Las empresas tienden a priorizar el ahorro sobre el valor, sin embargo, a largo plazo, está comprobado que al priorizar la calidad del capital humano, las organizaciones emergen más competitivas y ágiles.

2.- Flexibilidad

Durante el último año, la capacidad de operar de manera ágil y flexible ha sido un factor clave en la supervivencia de muchas empresas. Un ejemplo de ello han sido aquellos que han podido enviar a sus empleados a trabajar desde sus hogares, y gracias a ello no han tenido que disminuir su actividad en ningún momento.

En un entorno de total incertidumbre como el actual, la flexibilidad es más necesaria que nunca. Según el informe Talent Trends, muchas empresas, como Cisco o Microsoft, han encontrado que, a través del trabajo remoto, han logrado una mayor productividad que el año anterior.

3.- Salud y bienestar

Uno de los principales y más urgentes desafíos enfrentados en el último año ha sido la salud y el bienestar y, por supuesto, también ha sido un tema prioritario en el ámbito laboral.

Si bien las empresas han tenido que adaptarse a nuevas formas de trabajar, esta preocupación debe seguir siendo una prioridad para los líderes de las organizaciones.

Gestionar eficazmente las necesidades emocionales y de seguridad de los trabajadores no solo atraerá y retendrá talento, sino que también garantizará beneficios, al contar con una plantilla más sana y, por tanto, productiva.

4.- Transformación digital

La adopción de herramientas y formas de trabajo innovadoras ha dado como resultado que muchas empresas obtengan ganancias de productividad notables. Esto ha sido posible en parte gracias a la aceleración de la transformación digital.

La tecnología juega un papel muy importante en nuestras vidas, tanto que ha permitido que millones de personas sigan desarrollando su trabajo o atendiendo a sus clientes de forma remota a pesar de la pandemia. Muchas empresas se han podido reinventar gracias a la digitalización, y un gran ejemplo de ello es el comercio digital, que, como consecuencia, ha hecho que el sector logístico mejore sus cifras respecto a 2019.

5.- Datos y toma de decisiones

Analizar los datos, tanto los que giran en torno a la plantilla que tiene la empresa, como los del propio mercado laboral, es una práctica que, aunque siempre ha sido una necesidad, se ha ido incrementando con la llegada de la pandemia.

Gracias a la transformación digital, se ha producido un crecimiento exponencial en la capacidad de generar, almacenar e interpretar datos, lo cual es útil a la hora de gestionar el talento y las necesidades de la empresa en todo momento, especialmente a la hora de tomar decisiones de emergencia en determinados imprevistos. situaciones.

Further reading