México ha rechazado a Elon Musk más de una vez

Elon Musk parece ser el tipo de persona que hace lo que se le dé la gana, pero en México ya le han dicho que no en dos ocasiones a sus caprichos.

Elon Musk es el tipo de persona que parece hacer lo que se le dé la gana, sin importar lo disparatada que sea su idea. Desde Paypal, su fortuna van en ascenso con proyectos que cada vez parecen más sacados de una historia de ciencia ficción: compañías para excavar para conectar las ciudades de manera más eficiente, cohetes espaciales reutilizables, carros autónomos. 

El estilo de Musk es agresivo y confrontativo. Con tal de conseguir sus objetivos, se alía con Dios o con el diablo. No teme acercarse con Donald Trump o provocar (como Trump) a las redes sociales con tuits que afectan directamente las acciones de su propia compañía.

Parece  que nada puede detener a Musk. Sin embargo, hay un país que le ha dicho que no se puede en más de una ocasión: México.

La relación de Musk con México

Hasta el momento, no hay ningún plan de Elon Musk para establecer una fábrica de Tesla en México, aunque el gobernador de Guanajuato mencionó en alguna ocasión esa posibilidad. Además de las fábricas en California, esta compañía de autos eléctricos tiene fábricas en Holanda, Alemania, China, Reino Unido y Texas. Brasil quería convencer a la compañía de abrir una Giga Factory en el Sudamérica.

Entre los mercados emergentes de Latinoamérica, México y Brasil han atraído históricamente a productores de automóviles. Sin embargo, parece que Elon Musk prefiere tener cercanía con los mercados de países más desarrollados. El problema no es una falta de talento, como podemos comprobar ante el hecho de que Musk estuvo contratando a mexicanos para su planta en California. Al parecer, Musk prefiere estar cerca de los mercados más prometedores para su empresa. De ahí que la única Giga Factory en un mercado emergente sea China.

Teslaquila, la marca que México le negó a Musk

Que Musk no esté interesado en poner una fábrica en México no significa que no tenga planes de hacer negocios en el país. La broma de convertir a Tesla en una marca de Tequila está por hacerse realidad y, por su denominación de origen, el tequila debe ser producido en México. 

Nosotros Tequila es la compañía que estará a cargo de la producción del tequila que llevará el nombre de Tesla. Sin embargo, el capricho de Musk de llamarlo “Teslatequila” no se pudo cumplir porque México rechazó el nombre en más de una ocasión. El Consejo Regulador del Tequila (CRT) objetó que el nombre evocaba demasiado a la palabra tequila y que podía generar confusiones. La compañía no se rindió fácilmente. Primero, apeló la decisión y después intentó registrar la marca en Estados Unidos, que fue nuevamente rechazada porque de cualquier manera la CRT tiene la última palabra.

Musk obtuvo un final feliz al agotarse rápidamente todas las peculiares botellas de tequila de la marca Tesla, que eran vendidas en US $250. Pero no fue el mismo final con Nemak, la compañía mexicana que se negó en ser proveedora de Elon Musk.

Nemak, la empresa que no quiso venderle a Elon Musk

En 2016, Tesla se acercó a Nemak para que se convirtiera en proveedor directo de sus de los componentes de aluminio livianos para el Model 3. Tesla quería producir 500 mil vehículos en 2018, pero Nemak considero que la cifra era excesiva, así que evitó cualquier compromiso.

Armando Tamez explicó para El Financiero la decisión de Nemak: el proyecto era de alto riesgo. Nemak es una empresa mexicana innovadora, pero también conservadora en sus planes de crecimiento. A Tamez le sorprendió el diseño de la batería de Tesla, pero notó las dificultades que tenían para su fabricación. Los objetivos de producción y fijación de precios no le parecieron realistas.

Tamez afirmó que no lamentaba la decisión. Considera que Tesla solo es una parte de la industria automotriz y que Nemak está bien posicionado no solo en el mercado de los autos eléctricos, sino en en el sector automotriz en general. El director de la compañía presume que uno de cada cuatro autos que se venden en el mundo, tienen una parte fabricada por Nemak.

Further reading