México se ha caracterizado por muchos años por su importación de tecnología y falta de desarrollo propio. Sin embargo, existen esfuerzos dentro del país para transaformar este panorama.

El 16 de septiembre es el día nacional de México. A diferencia de otros países, el día nacional de México no es el día en que firmó su independencia, que fue el 21 de septiembre de 1821. Tampoco celebra su actual constitución, firmada el 5 de febrero de 1917. En México, la celebración alude al día que empezó su proceso por la independencia, iniciado por el grito del cura don Miguel Hidalgo en la iglesia de un pequeño pueblo llamado Dolores.

En ocasiones, encontramos mexicanos que se niegan a celebrar la Independencia del país porque esta no existe. Sin embargo, considero significativo que el país celebre el inicio de un proceso y no su consumación. México logró conformarse como una nación y dejar de ser una colonia de España, pero en muchos sentidos aún no es un país independiente.

Lograr la independencia tecnológica es todavía una lucha en México. La industrialización del país llegó tarde y cuando llegó, fue solo como importador de tecnología en lugar de desarrollar la misma. Sin embargo, muchos mexicanos luchan por cambiar esta situación. Estos son algunos ejemplos de innovaciones mexicanas en la Cuarta Revolución Industrial.

México, líder Fintech en Latinoamérica

Ciudad de México es considerada el máximo hub latinoamericano de emprendimiento en Fintech, según el informe ‘The impact of Fintech innovations in Mexico’ preparado por Startbootcamp Fintech junto con la consultora Ernst & Young (EY). 

Además de esto, México compite contínuamente contra Brasil como el líder del sector Fintech en la región. En mayo de 2019, Finnovista lo ubicó como el líder en servicios financieros digitales de Latinoamérica, superando a Brasil. 

Entre las fintechs mexicanas que han visto el éxito tenemos a la plataforma de crowdequity Play Business, así como servicios de P2P Lending como Prestadero y Doopla, que recientemente obtuvo 10 millones de pesos de inversión. Sin embargo, en México aún no hemos visto el caso de un unicornio exitoso como el banco digital brasileño Nubank.

En México se temía que la regulación de la ley fintech desalentara las innovaciones dentro del sector. A pesar de los temores, las fintechs mexicanas han seguido creciendo, abonando para lograr la independencia financiera en un ecosistema bancario dominado por empresas extranjeras.

Guadalajara, ¿un Silicon Valley en México?

Desde hace varios años atrás, el gobierno de Jalisco ha impulsado junto con el gobierno federal la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) para que se convierta en un hub de innovación y talento en América Latina.

El proyecto se llama Ciudad Creativa Digital, que desde hace varios años ha buscado recuperar la zona alrededor del Parque Morelos en la capital tapatía para promover emprendimientos relacionados con la animación, los videojuegos y la tecnología.

Sumado a esto, la ZMG ya es sede de varias empresas tecnológicas de manufactura. Además, gracias a las universidades de la región, pequeñas y medianas empresas de software se han instalado en la ciudad como en sus alrededores, al punto de que ahora es uno de los destinos preferidos para el Nearshoring.

Las batallas por la independencia tecnológica

Con proyectos de desarrollo e impulso a la creación de empresas, México está a medio camino para lograr la independencia tecnológica. Sin embargo, todavía existen muchas tareas pendientes que dificultan cumplir con este objetivo.

Entre los problemas que se enfrenta el país están:

  1. Cobertura de Internet: la población mexicana es una de las que mejor acceso a Internet tienen en América Latina. Sin embargo, la cobertura territorial del país todavía deja mucho que desear y las zonas rurales están aún muy olvidadas, donde vive la población de más bajos recursos. Es necesario que el país continúe con sus esfuerzos para cerrar las brechas digitales.
  2. Educación tecnológica. Qué tanto talento hay en un país es uno de los criterios que las empresas suelen considerar al momento de migrar a una ciudad. En algunas zonas de México se han impulsado las carreras de tecnología. Sin embargo, en muchos casos estas escuelas están desvinculadas con las necesidades de las empresas y los egresados tienen problemas para encontrar trabajo después.
  3. Falta de inversión estatal: En el sexenio pasado, el gobierno mexicano empezó con un tímido esfuerzo para impulsar la innovación y el desarrollo tecnológico en áreas estratégicas como son la inteligencia artificial y la robótica. Sin embargo, el sexenio en turno ha cambiado sus prioridades. La inversión estatal del país en estos rubros aún está muy por debajo del promedio de la OCDE, mientras que el país no pinta en el panorama mundial en desarrollo tecnológico, como le sucede al resto de América Latina.

A pesar de los grandes retos que enfrenta el país, encontramos seguido historias de emprendedores e innovadores que desarrollan soluciones a los problemas que enfrenta el país, empresas que apuestan por el talento mexiano y startups que logran reconocimiento internacional.

La guerra por la independencia tomó más de 10 años. El brinco de México hacia un país desarrollado no será más sencillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *