Mientras muchos negocios tienen problemas de sobrevivir en esta cuarentena, otros más han visto un auge, como es el caso de Onii, una tienda autónoma que opera en las zonas residenciales de Brasil, según reporta la revista de negocios brasileña Exame.

El modelo de negocio de Onii retoma la tienda de conveniencia de Amazon (Amazon Go). Los clientes instalan una aplicación en su teléfono, ingresan a la tienda, toman los productos que necesitan y se van, sin la necesidad de interactuar con absolutamente nadie. Ni cajeros, ni vendedores de mostrador.

La diferencia de Onii con Amazon Go es que los clientes deben escanear los artículos que compran uno por uno desde su teléfono celular para que haga cobro en su tarjeta registrada con la aplicación.

Una startup recién nacida

Onii tiene poco tiempo en el mercado. Casualmente, apareció casi al mismo tiempo que el COVID-19: en diciembre de 2019. Su primera tienda abrió dentro de una zona residencial de São Carlos, en el estado de São Paulo, Brasil. En la primera semana, 200 residentes de las 240 casas ya habían descargado la aplicación de Onii. 

Con esto, la startup facturó la modesta cantidad de 2.75 mil dólares, pero mostró que su modelo de negocio funcionaba. A principios de marzo, la compañía cerró 80 contratos para la instalación de tiendas similares en todo el estado. Entre los clientes de la startup se encuentran constructoras, cadenas de condominios e incluso el aeropuerto de São Paulo.

Crecer en aislamiento

A diferencia de lo que sucedió con otros negocios, la demanda de tiendas de Onii creció con las medidas de distanciamiento. Según Rivardo Podval, fundador de la compañía, ellos están instalando nuevas unidades en caso de emergencia. Nuevas tiendas comienzan abrir en diferentes puntos de São Paulo, como son São João da Boa Vista, Piracicaba, Limeira, Araraquara, São José do Rio Preto, Ribeirão Preto, Barueri, Curitiba, Londrina y Uberlândia. 

Como una forma de solidarización con los productores locales, Podval afirma que la compañía está abriendo espacio para que ellos pongan sus productos dentro de la tienda. Los residentes también pueden usar el espacio para recibir pedidos y entregas cuando no están en casa. Además, Onii está reduciendo el precio de los productos básicos y suministrando a las tiendas nuevas categorías de artículos para ayudar a los residentes.

Historia de la empresa

Onii fue creado en 2019 en el centro de innovación ONOVOLAB en São Carlos por los empresarios Ricardo Podval, Victor Azouri, Tom Ricetti y Conrado Rantin. La idea para el acuerdo surgió de la empresa anterior de Ricetti, Pão to Go, una cadena de panaderías que trabaja en un modelo de unidad de disco. 

El empresario se comprometió a crear una panadería autónoma para condominios residenciales cuando se unió a sus amigos. Juntos, decidieron intentar adaptar el modelo de tienda de conveniencia de Amazon a Brasil. Durante cuatro meses, dentro del centro de innovación, los socios probaron la tecnología necesaria para poner el modelo en pie. Con la primera unidad instalada en diciembre, vieron que el negocio estaba funcionando y decidieron expandirse.

El proyecto Onii prevé la instalación de las unidades a cargo de la empresa, pero la operación debe subcontratarse a un residente del condominio, que obtiene el 90% del valor de facturación de la tienda. “El plan es que sean administrados por residentes mayores de 60 años, para generar trabajo e ingresos para esta población”, dice Podval.

Para fin de año, el objetivo es tener 200 tiendas instaladas en el país. “Creemos que el modelo está aquí para quedarse, brinda comodidad al residente, que puede consumir sin salir del condominio”, dice el socio fundador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *