Un cable submarino conectará a Asia con Sudamérica en el futuro. El proyecto se llama “Puerta Digital Asia – Sudamérica” y pretende desplegar más 20 mil kilómetros de cable en el océano Pacífico.

Este proyecto convertiría a Chile en uno de los hub digitales más importantes de la región. Aunque Sudamérica mantiene conexión a Internet con el resto del mundo, ningún cable llega directamente a Asia.

China, Japón, Corea del Sur y Singapur son los países asiáticos interesados en el proyecto, mientras que Australia, Nueva Zelanda y Francia (en las Polinesias francesas) también participarían como paradas intermedias.

El proyecto contempla tres rutas posibles para conectar con cable submarino a Valparaíso con Shangai, pasando por Islas de Pascua, Auckland y Sidney. Algunas de las rutas también consideran conectar a Chile con Tahití y Tokio.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) de Chile junto con CAF (banco de desarrollo de América Latina) firmaron ayer un Convenio de Cooperación Técnica por US$ 3 millones para financiar los estudios de factibilidad del Proyecto de Integración Cable Submarino.

Este estudio permitirá conocer mejor las necesidades técnicas, legales y financieras para crear un sistema de integración digital en la región conectado mediante un cable de fibra óptica. Los primeros resultados de este estudio podrán conocerse en el segundo semestre de 2019. En el año 2020, el MTT constituirá un consorcio que se hará cargo del proyecto y, posteriormente, iniciará la construcción del cable.

Los cables de fibra óptica son los más utilizados en la actualidad para las conexiones de Internet. El diseño para este proyecto contempla dos pares de fibra óptica capaz de transmitir entre 10 a 20 Tbps, velocidad suficiente para descargar todos los episodios de Los Simpson en tan solo una décima de segundo.

En la firma del convenio, Gloria Hutt Hesse, Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, mencionó que el estudio “permitirá conocer las posibilidades de trazado del proyecto, que posiciona al país como la puerta de entrada de datos a toda la región, y como un lugar atractivo para el emplazamiento de datacenters que se conecten a esta fibra. De esta forma avanzamos en el desarrollo de nuestra agenda en materia de telecomunicaciones, conocida como ‘Matriz Digital’”

El Presidente Ejecutivo de CAF, Luis Carranza Ugarte, aseguró: “La existencia de mayor conectividad, junto con una mayor capacidad y confiabilidad de las redes, estimulará la digitalización en los procesos productivos”. A consideración del ejecutivo, esto mejorará la eficiencia del país y será un factor para impulsar el desarrollo sostenible de Chile y América Latina. “Estamos muy satisfechos de promover proyectos de infraestructura de integración, especialmente con Asia, un mercado estratégico para la región”, dijo.

Pamela Gidi Masías, subsecretaria de Telecomunicaciones, mencionó que “el Gobierno tiene la voluntad política y económica para transformar a Chile en un hub digital relevante para la región, y por eso impulsamos esta iniciativa de conexión submarina con Asia”. La funcionaria también comentó que existen otros proyectos de despliegue de fibra terrestre en los pasos fronterizos de Chile, además de los proyectos internos de Fibra Óptica Nacional (FON) y Fibra Óptica Austral (FOA), que duplicarían la capacidad de conexión del país.

Uno de los compromisos del gobierno es lograr que una parte del trazado pase por la Isla de Pascua para mejorar la conectividad digital de la Isla y permitir la introducción de procesos digitales en actividades como el turismo.

Argentina, Brasil y Ecuador han respaldado la iniciativa chilena. Estos países también se verían beneficiados con el proyecto, ya que podrán vincularse con la región asiática a un menor costo.

Las empresas interesadas en la realización de este estudio podrán conocer las bases la próxima semana.

Share This

Deja un comentario