Según especialistas en nanotecnología, un área centrada en el diseño y la manipulación de la materia a nivel de átomos o moléculas para fines industriales, en los procesos de producción existen varias técnicas avanzadas que dan a la industria la oportunidad de innovar y acceder a nuevos mercados.

Con respecto al potencial de innovación en el uso de materias primas en Guatemala, Jessica Fernández, directora de proyectos de ingeniería en Elisava, dijo: “… Es un área potencial de oportunidad para tejer estos materiales y donde se generan los cambios. En un sector como el de la industria textil en Guatemala, que tiene tanta infraestructura, el hecho de poder aplicar esta tecnología no implica un cambio en el equipo o maquinaria tradicional”.

Fernández agregó que “… Nike está desarrollando un sistema que ya lo incorpora. Además, una empresa japonesa ya produce telas tecnológicas y camisetas desarrolladas que tienen micropartículas de crema hidratante”.

Según la especialista “… No solo tenemos que considerar si la tecnología es cara o no, sino que también debemos seleccionar el material adecuado para el sector en el que vamos a aplicarlo y estudiar sus necesidades. Hay muchos avances en esta área y tecnologías de costo diario y existe la oportunidad de innovar y ayudar en el desarrollo de nuevos productos, en este caso, la ropa que impactará los nuevos mercados”.

Según informes de CentralAmericaData, en los primeros seis meses del año, el mayor comprador de hilados e insumos textiles en Centroamérica fue Guatemala, con $96 millones, seguido de El Salvador, con $94 millones, Costa Rica, con $27 millones, Nicaragua. , con $24 millones, Panamá, con $12 millones y Honduras, con $11 millones.

 

Share This

Deja un comentario