Colombia nombró a la ex ejecutiva de Apple, Silvia Constain, la nueva ministra de TIC del país, en reemplazo de Juan Sebastián Rozo, quien asumió el cargo del antiguo ministro David Luna a principios de abril de este año.

Economista, Constain trabajó en el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, así como en la Embajada de Colombia en Washington, bajo la administración de Álvaro Uribe.

Constain asume el ministerio en un momento en que Colombia se está preparando para subastar el espectro 5G de alta velocidad y expandir las redes LTE / 4G a áreas rurales remotas, que ahora han sido pacíficas después de que los rebeldes de las FARC entregaron sus armas.

El gobierno espera aumentar las conexiones 4G de los 11 millones actuales a 40 millones en la próxima década.

La mayor conectividad y la adopción de tecnología ya han ayudado al país a cosechar los dividendos de una economía digital. Su programa Vive Digital, por ejemplo, ya le ha dado a las personas en áreas rurales un mejor acceso al mundo en línea.

Sin embargo, la tecnología está cambiando más rápido que sus regulaciones. Los informes dicen que muchos proveedores de servicios digitales, como Uber, Airbnb y Netflix, están luchando para cumplir con las leyes existentes.

Por lo tanto, el gobierno está reflexionando sobre la idea de crear una institución totalmente dedicada a supervisar la evolución de la economía digital.

Mientras tanto, los analistas están instando al gobierno a impulsar la industria del software y los servicios asociados expandiendo los grupos de software regionales y persuadiendo a más jóvenes colombianos para que estudien carreras relacionadas con la industria.

 

No todo es color de rosa para la nueva ministra

Aunque el cambio parece bueno, muchos de los colombianos residentes del país se preguntan si valdrá la pena puesto que la nueva ministra no parece ser una persona muy afín con las redes sociales. El descontento de varios sectores es obvio debido a la falta de coherencia. La ministra no muestra información personal ni profesional en redes comunes como Facebook o LinkedIn. Tal vez este distanciamiento digital le juegue en contra pese al gran papel que quiere desempeñar.

Share This

Deja un comentario