Un nuevo informe detalla que la mayoría de los socios limitados de Micro VCs y los socios generales esperan hacer inversiones internacionales en 2019, pero prácticamente no se está prestando atención a América Latina.

Los expertos dicen que aunque esto puede mitigar el riesgo, podría evitar que los inversores aprovechen las oportunidades masivas en la región. La encuesta, realizada por el Silicon Valley Bank, encontró que dos tercios de los socios comanditarios y socios colectivos, encuestados en la Sexta Cumbre Anual de Micro VCs, dijeron que esperan invertir en el exterior en 2019.

Se les preguntó a los inversores en qué regiones considerarían invertir, que no habían explorado antes, con un 23% ganó Asia, luego un 18% dijo que Canadá y un 13% eligió Europa.

Para las regiones de EE. UU., el 18% dijo que estaba pensando en el Medio Oeste y el Sur de California, el 13% dijo que el Noroeste y el 12% eligió la Costa Este.

Jim Marshall, Jefe de Prácticas de Gerentes Emergentes de SVB y orador principal en Nexus 2018, dijo: “También esperamos que más VCs busquen internacionalmente nuevas oportunidades de inversión. Muchos nos dicen que están explorando regiones en las que nunca han invertido anteriormente. Están en busca de nuevos talentos y menores costos operativos de inicio, especialmente en Asia y Canadá”.

 

¿Por qué no América Latina?

Pedro Varas, el cofundador y CEO de Founderlist, entiende por qué los socios comanditarios y los socios colectivos siguen centrados en mercados más desarrollados que se parecen mucho a su mercado local.

“Este movimiento puede mitigar el riesgo, pero también distrae a estos inversionistas de oportunidades masivas en mercados emergentes como Latinoamérica”, dijo.

“Si bien América Latina permanece en la periferia del enfoque de estos inversionistas, todavía hay una oportunidad para que los primeros actores inviertan en el ecosistema y reciban retornos significativos cuando los socios comanditarios y los socios colectivos comiencen a prestar atención a América Latina”.

Varas cree que el idioma sigue siendo una barrera importante para los inversores internacionales que observan la región, ya que los datos de la encuesta muestran que los inversores se centran principalmente en los mercados de habla anglosajona en Europa, Canadá y Asia.

“Como mercado emergente, todavía tenemos mucho trabajo por hacer para cambiar la percepción que los inversionistas internacionales tienen de América Latina”, dijo Varas.

Insistió: “La clave para cambiar esa percepción está en generar más historias de éxito en nuestro ecosistema local: más salidas, más inversionistas que reciben rendimientos de 10x-20x, y más fundadores que se convierten en inversores ángeles y devuelven a la región”.

Varas subrayó que los inversionistas que ingresen temprano al ecosistema latinoamericano se beneficiarán a medida que estas nuevas empresas maduren en los próximos años y proporcionen grandes retornos para los socios comanditarios que invirtieron en valoraciones más bajas.

“Estos tratos ya están sucediendo; “Las nuevas empresas latinoamericanas recaudaron más capital en los últimos dos meses que en todo el 2017. Las empresas latinoamericanas están adquiriendo nuevas empresas latinoamericanas en los Estados Unidos y China“, dijo.

“El ecosistema de América Latina está experimentando cambios rápidos y no me sorprendería ver a América Latina como un mercado objetivo para socios comanditarios y socios colectivos en los próximos años”.

Share This

Deja un comentario