América Latina, un nuevo paraíso tecnológico para el Reino Unido

América Latina, un nuevo paraíso tecnológico para el Reino Unido

América Latina es un ecosistema tecnológico emergente cuyo potencial está siendo reconocido rápidamente por todos los centros de innovación principales en todo el mundo. Reino Unido es parte de la larga lista de países interesados en colaborar con América Latina.

Russ Shaw, fundador de Tech London Advocates y Global Tech Advocates, destaca las oportunidades que se ofrecen a las nuevas empresas de tecnología y la ampliación de escala en América Latina.

Con el futuro de la economía británica colgando en la balanza, junto con las perspectivas de la industria tecnológica como su sector de más rápido crecimiento, el Reino Unido debe mirar hacia adelante con el objetivo de asegurar sus oportunidades de crecimiento futuro.

Europa se ha mantenido durante mucho tiempo como el principal socio comercial y económico para el Reino Unido, y el sector de la tecnología se ha beneficiado en gran medida de esa colaboración, especialmente cuando se trata de la afluencia de talento, la inversión y el intercambio de ideas con otros centros líderes como París y Berlín. De manera similar, los ecosistemas tecnológicos establecidos como Silicon Valley han considerado al Reino Unido como su principal destino de inversión en Europa, como lo demuestran los datos recientes de London & Partners.

 

¿Cómo puede América Latina darle equilibrio a la economía del Reino Unido?

Para que el Brexit se convierta en una oportunidad positiva, se deben ampliar los horizontes y mirar más allá de los socios comerciales tradicionales. Un Reino Unido global que se conecte con nuevos mercados y ecosistemas tecnológicos debería ser el objetivo, y sigue existiendo una región del mundo sin explotar con una industria tecnológica en expansión: América Latina.

Durante mucho tiempo pasado por alto como socio global, el comercio de Gran Bretaña con América Latina en la última década ha crecido mucho más rápido que su comercio con la Unión Europea. Volando bajo el radar, América Latina se ha desarrollado rápidamente a lo largo de los años. Desde vastas mejoras en la participación educativa hasta acabar lentamente con la inquietud en las regiones problemáticas, América Latina ha estado mejorando en todos los frentes y ahora está demostrando su disposición para los negocios internacionales y la colaboración.

Un área que merece una atención especial y que ofrecería a Gran Bretaña oportunidades de crecimiento significativas es el sector tecnológico de Latinoamérica. El continente se está desarrollando de manera lenta pero segura como el nuevo campo de batalla para los inversores de todo el mundo que buscan descubrir las nuevas empresas emergentes que están dispuestas a interrumpir las tendencias de innovación global.

 

¿Qué tiene América Latina para ofrecer?

A medida que la industria tecnológica de la región prospera, Gran Bretaña tiene una oportunidad única para posicionarse junto a los centros tecnológicos líderes del mundo que están reconociendo el potencial de América Latina.

Es clave tener en cuenta que México y Brasil son dos de los tres principales mercados para Google y Facebook en términos de usuarios mensuales. Además, América Latina es un mercado de alto crecimiento para empresas como Spotify y Netflix, lo que indica que la región ha logrado avances significativos en la oferta de la infraestructura adecuada para que las industrias creativas y tecnológicas prosperen.

Las potencias tecnológicas líderes como China y Silicon Valley ya se han dado cuenta, invirtiendo constantemente en la región: la inversión internacional se ha duplicado con creces desde 2013, con 25 nuevos inversionistas ingresando a la región solo en 2017, incluido SoftBank. De hecho, la inversión de capital de riesgo chino en América Latina ha aumentado a $ 1 mil millones desde el inicio de 2017, en comparación con alrededor de $ 30 millones en 2015. Además, el gigante estadounidense de capital de riesgo Sequoia Capital también hizo recientemente su inversión inaugural en el continente, respaldando al brasileño FinTech puesto en marcha Nubank.

En toda la región latinoamericana han surgido centros de empresas que están abiertos para los negocios y deseosos de establecer conexiones entre los continentes, y Colombia quizás se destaca como el grupo tecnológico más atractivo.

El país es rico en innovación y alberga una gran cantidad de capital privado, capital de riesgo y fondos semilla, y se está convirtiendo rápidamente en el punto de acceso para oportunidades de inversión en el continente. Las perspectivas de crecimiento y colaboración de Colombia se han ampliado aún más con el reciente lanzamiento de su primera organización internacional del sector privado, Tech Bogotá Advocates, una organización hermana de la red Tech London Advocates y la última incorporación a la comunidad de Global Tech Advocates.

 

En conclusión

Es bastante claro que América Latina es un ecosistema tecnológico emergente cuyo potencial está siendo reconocido rápidamente por todos los centros de innovación principales en todo el mundo. Si bien es fundamental que Gran Bretaña no pierda el contacto con los inversionistas y socios tradicionales en Europa, EE. UU. y China, serán nuevos mercados como Latinoamérica donde se encontrarán las perspectivas de crecimiento futuro.

Se avecina la sombra del Brexit, y para que el sector tecnológico británico permanezca en su próspera trayectoria actual, se debe adoptar un modelo global de colaboración y reconocer nuevos grupos de innovación que facilitarán el progreso en el espacio tecnológico.

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *